Hay negocios deportivos con poca experiencia y sin gran presupuesto que aprovechan una simple herramienta digital y son más exitosos que otros con años en el mercado.

¿Cómo lo hacen?

Puedes atraer clientes de una manera simple pero eficaz, constantemente, utilizando un modelo que usan grandes empresas y grandes negocios deportivos, pero sin pagar de más. Y, lo que es más importante, utilizándolo bien.

Y no tiene que ver con complejidades técnicas ni truquitos de marketing.

Es simple, pero se basa en algo sólido y profundo.

Pero antes, ¿has pensado en qué le falta a tu negocio para ser exitoso?

¿Qué es lo que le hace falta para que tú puedas realmente vivir del deporte? Vivir bien, digo.

Y créeme que te entiendo. Yo sé que el deporte muchas veces no está valorado como debería, como lo importante que es para el ser humano.

Como animales que somos, necesitamos movernos, necesitamos ser parte de la tribu, necesitamos superar obstáculos, sentirnos realizados… cosas que el deporte facilita.

Sabiendo lo anterior, no debería ser difícil poder vivir del deporte. Pero ambos sabemos que no es así.

La vida es dura…

Bien, continúo.

Si hay algo que todos los negocios tienen en común, sea o no deportivos, es que necesitan clientes para sobrevivir. A más clientes, mejores resultados. Y mayor éxito.

 

Si tuvieras muchos clientes, clientes que llegan día tras día y que hicieran de tu negocio un éxito, ¿cómo sería tu vida?

¿Cómo serías tú?

 

Mira, hay un montón de servicios de marketing, publicidad, consultorías, coaching, etc., en los que podrías invertir grandes presupuestos recurrentemente para mejorar tus resultados.

Es una opción.

Pero también hay otra, y es mucho más simple y económica. Y, como mínimo, igual de efectiva.

Más rentable, a fin de cuentas.

 

Piensa en algo muy simple:

Una cuenta de correo.

 

Todos tenemos una. Bueno, al menos una.

Una cuenta de correo no es como las redes sociales. En las redes sociales hay que mostrar, aparentar si lo quieres. Son hacia fuera.

El correo no.

El correo es personal. Es íntimo. Es hacia dentro.

 

Y si alguien te facilita su cuenta de correo, se la facilita a tu negocio, ¿se la vas a saturar de propaganda, promociones, información que no le interesa?

De spam, en definitiva.

¿Y si, en vez de saturar con spam las cuentas de correos de tus potenciales clientes, logras que deseen recibir tus correos?

Que deseen saber de ti. De tu negocio.

 

Cuando un potencial cliente te abre la bandeja de entrada de su correo, es como que te permitió entrar a su hogar.

Entras a su salón y tomas asiento. Sientes un rico aroma a café recién preparado y la calidez de un hogar.

Miras a tu alrededor y ves muchas cosas personales. Fotos familiares, recuerdos de algún viaje o algún momento especial. Ves a los niños jugar con su mascota, corriendo, felices.

Te sirven de ese café que huele tan bien acompañado de unas ricas galletas que horneó la abuela.

Te acomodas, pruebas de tu café… y escupes:

 

“Tenemos todo en oferta con hasta 50% de descuento hasta el domingo”.

 

Bien, ya has dicho lo que querías decir.

Se acabó la reunión.

Y qué crees. Muy probablemente no te van a volver a invitar.

 

Puede parecer surreal, pero eso es lo que hacen muchos negocios con sus potenciales clientes. Invaden la intimidad de su correo con nada más que información comercial. Con spam.

¿Quieres ser de ese tipo de negocios?

¿Podrás así lograr el éxito que deseas?

Déjame adivinar:

No.

Y no.

 

Volvamos atrás.

Te acomodas, pruebas de tu café… y comienzas a contar alguna historia.

Entretienes a tu potencial cliente, pasan un rato agradable.

Se sirven más café. Más galletas horneadas por la abuela.

Te acomodas en el sofá y continúas.

Mantienes el control de la conversación, de manera agradable, amena. Tu potencial cliente te escucha con atención y vive en su cabeza todo lo que le estás contando.

Ves que se está haciendo tarde. Ya te has terminado tu café, así que, para cerrar, relacionas el muy buen momento que han pasado con tus productos o servicios.

Te despides. Dejas tu número de contacto y te vas.

 

Yo no sé si tu potencial cliente te llamará de inmediato y querrá hacer la compra o contratarte. Puede que sí, aunque quizás falte un poco todavía.

Pero estoy muy seguro de que está más cerca de comprarle a esta versión de ti que a la versión del spam.

Y también estoy seguro de que estaría encantado de volver a pasar un momento agradable como aquel.

Vamos, que estaría deseando que vuelvas a golpear a su puerta.

Un par de reuniones más, cada vez más cerca de realizar la venta.

Y eso mismo es lo que puedes lograr en su bandeja de entrada.

 

Como te dije antes, esto no responde a ningún truquito marketero. No, esto va de algo mucho más profundo y simple.

De la naturaleza humana.

Sí, la naturaleza humana.

Ya sé, la naturaleza humana no es simple. Pero una vez que entiendes cómo funciona, aprendes a comunicar de una manera simple.

 

Bien.

Ofrezco mi servicio de email marketing.

Puedo desarrollar para ti, para tu negocio, una serie de correos que se envíen cada vez que un potencial cliente te deje su cuenta de correo. O para los potenciales clientes que ya estén en tu lista de suscriptores.

 

Para que cada día entres a su salón, compartan un café (o una espumosa cerveza, también vale), le cuentes una historia, lo entretengas, y vendas.

 

Actualmente estoy trabajando series de 14 correos. Para que compartas 2 semanas seguidas con tus potenciales clientes.

La experiencia me dice que 14 días son suficientes para que el potencial se convierta en cliente. Siempre y cuando se haga de la manera adecuada.

 

Y bueno, además de no entrar al salón de tu potencial cliente a gritar ofertas, hay otras cosas que debes hacer bien. O evitar hacer mal, según el caso.

¿Qué cosas?

(todas alcanzables con mi servicio de email marketing)

  • Lograr que tus potenciales clientes deseen saber de ti y de tu negocio. Y que cuando no sepan, se preocupen. No te asustes si te escriben para saber qué ha sucedido.
  • Ser percibido como autoridad, como “alguien que sabe”, como “negocio confiable”, aunque seas nuevo en esto y lleves poco tiempo en el mercado. Bueno, a largo plazo funciona mejor si efectivamente sabes y eres confiable, pero eso ya depende de ti.
  • Tal vez nunca hayas pensado en que tienes una marca. De todos modos, posicionar tu negocio y marca en la cabeza de tus potenciales clientes.
  • Con algo tan simple como enviar correos, lograr diferenciarte de otros negocios. Me refiero a correos bien hechos. Atención que en este punto hay muchos billetes en juego.

 

Sí, recalco lo anterior:

 

Revisa tu bandeja de entrada. ¿Cómo son los correos que recibes de otros negocios? Bien, diferénciate de ellos y vende más.

 
También…

 

  • No requieres un gran presupuesto. Tampoco pagos recurrentes. Pagas una única vez, implementas y ya puedes ver resultados. Solo si implementas.

  • Puedes vender de muchas maneras. Por ejemplo, contando un chiste o una anécdota graciosa. Algo que te sucedió un día cualquiera y que tenga gracia. O que no tenga gracia. También venderás, pero un poco menos.

  • ¿Recuerdos de niñez? Algún viaje familiar memorable; algún regalo de navidad que todavía conservas. Todos esos recuerdos son muy potentes para conectar con tus potenciales clientes. Así que sí, los usaremos para vender.

  • ¿Llegaste un día cansado a casa y no querías nada más que una cerveza y ver algo de deporte (si se le puede llamar deporte al canal del conejito) en la tele? Todos hemos tenido días así. No son glamorosos, pero bueno, lo puedes usar para vender.

 

Algunas otras cosas…

 

  • Llamar la atención de tus potenciales clientes y vender, gracias a todas las cosas curiosas que suceden en tu mercado. Sí, día a día suceden muchas cosas curiosas en todo el mundo, solo hay que traer alguna a la mente de tus potenciales clientes.

  • Eres un profesional del deporte. Tienes tus propias opiniones sobre un montón de aspectos de tu área que pueden ser distintas de las de otros profesionales. Bien, toma posición, sin miedo, con tu opinión. Tus potenciales clientes podrán estar de acuerdo o no, pero te aseguro que quedarás en su mente. Tu negocio y tus ventas lo agradecerán. También funciona si no tienes opinión, pero es mejor tenerla.

  • Podrás ver resultados pronto, si implementas. Repito, si implementas.

  • Evitarás, desde el día 1, errores de principiante que cometen hasta grandes empresas con vasta trayectoria. Vamos, que se puede hacer mucho mejor de lo que se está haciendo allá fuera, revisa tu bandeja de entrada si todavía no me crees. Y no dejarás escapar tantos billetes.

  • ¿Escuchar a tus potenciales clientes? Sí, pero de verdad. ¿Pedir su aprobación? No. Bien, si no te sientes cómodo con esto, puedes pedir su aprobación, así como también puedes pedir que ellos dicten lo que debes hacer y los precios que debes cobrar. Bien ahí.

 

La promesa es…

algo simple y efectivo para tu negocio. Vender más.

 

Entonces…

 

¿Realmente mejoraré mis resultados?
Sí, siempre y cuando implementes.

 

A cada potencial cliente le enviarás una serie de correos en una secuencia ideada para mostrar tu propuesta, darte autoridad, potenciar tu marca, diferenciarte de tu competencia.

Esta serie de correos posicionará tu negocio en la mente de tus potenciales clientes. Los irá calentando para que luego tú vendas…

 

Es un pase gol.
Los emails dan el pase. Tú, el gol.

Servicio Email Marketing

1.600€*

* IVA e impuestos incluidos

Pago seguro con transferencia bancaria

Preguntas muy frecuentes y otras no tanto

¿Cuánto tiempo tengo que dedicar a esto?

Para poder entregar un servicio de la calidad que esperas, debo conocer a fondo tu negocio.

Por eso, para comenzar, deberás responder unas cuantas preguntas, lo que te podría demorar unos 30 minutos (quizás menos, es bastante simple).

Posterior a eso, debemos tener una reunión de aproximadamente 1 hora, en la que conversaremos más a fondo de tu negocio y sus necesidades.

Concluida la reunión, te enviaré un cuestionario con preguntas más específicas, según lo que hayamos conversado en la reunión. Quizá te tome un par de horas llenarlo, pero es sumamente importante.

Con lo anterior, estaré en condiciones de continuar con mi trabajo y te entregaré, en 3 semanas, la serie de mails concluidos.

 

¿Qué pasa si no relleno los formularios?

Bien, es simple.

Si no rellenas los formularios en los plazos establecidos (ya los podrás conocer), no trabajaremos juntos.

Lo mismo si agendamos reunión y no asistes.

Como te dije, luego de recibido el segundo formulario en 3 semanas concluiré mi trabajo.

 

¿3 semanas? Me parece mucho tiempo…

Bueno, podría hacer todo más rápido, investigar menos tu mercado, conocer menos a tu cliente ideal, no alcanzar a ver con los ojos de tu negocio y escribir mails desde mi perspectiva. No la de tu negocio. Ya sabes.

Bien, son 3 semanas.

 

¿No es muy caro?

Mira, barato o caro es relativo. Si consideras todos los potenciales clientes que podrían hacerse clientes gracias a implementar una estrategia de email marketing, quizás resulta barato.

Quizás no.

Entiendo que pueda parecer una inversión elevada, pero es eso, una inversión.

Si te sigue pareciendo caro o es una inversión que no estás en condiciones de realizar en estos momentos sin poner en riesgo tu negocio, siempre puedes encontrar opciones de menor precio.

Puedes seguir en mi lista de suscripción, recibiendo mis correos, que te pueden seguir siendo interesantes.

No hay problema.

 

¿Qué tipo de negocios lo podrán aprovechar de mejor manera?

El email marketing puede mejorar los resultados en todo tipo de negocios.

Sin embargo, sacarás mucho mayor provecho si ya tienes una lista de suscripción con potenciales clientes.

Si no tienes lista de suscripción, podrías comenzar a construirla teniendo ya la estrategia de email marketing implementada.

Ahora, si no tienes lista de suscripción, tu página web no está preparada para captar suscriptores y no es algo que vayas a hacer pronto, la verdad es que deberías partir por ahí.

Luego, ya podrás contratarme.

 

¿Das soporte?

Sí. Aunque, te explico qué entiendo por soporte:

Te entregaré el trabajo y, dentro de los primeros 15 días, podrás solicitarme una reunión de una hora para que conversemos al respecto.

Luego, entre los 45 y 90 días de entregado, podremos reunirnos nuevamente (1 hora) para evaluar cómo se están dando los resultados y hacer algún ajuste en caso de ser necesario. Para esta reunión es IMPRESCINDIBLE que ya hayas implementado la serie de correos y que tengas algunas mediciones clave (principalmente suscriptores totales, suscriptores que abren los correos y suscriptores que pinchan en enlace de correo).

Además, durante los primeros 90 días tendrás soporte vía mail.

 

¿Hay garantía de devolución del dinero?

No.

Estoy haciendo todo lo posible por explicar a fondo mi trabajo, y este servicio en particular. Entiendo que una vez que tomas la decisión de trabajar conmigo estás en conocimiento de lo que puedo hacer por tu negocio y las condiciones que implica.

¿Cómo es el trabajo que me entregarás en cuanto a formato, tipo, estructura, etc.?

Te entregaré una secuencia de 14 correos para que puedas configurar un autoresponder que envíes a tus potenciales clientes (o clientes, también vale) durante 2 semanas continuas.

Cada correo constará de título (el asunto que aparecerá en la bandeja de entrada), cuerpo y una parte final donde enlazaremos con tus productos o servicios.

Para cada correo incluiré una pequeña explicación de por qué se usa tal enfoque o qué es lo que se quiere lograr en los lectores, para que entiendas el objetivo particular de cada día.

Permíteme indicar que, según mi opinión, esta última parte es muy valiosa ya que te aportará una manera de dirigirte a los clientes que quizás no hayas considerado anteriormente.

 

¿Cómo es eso de “configurar un autoresponder”?

Mira, para que esto funcione de manera profesional y seria, debes utilizar una herramienta de gestión de email marketing y configurar los correos para que se envíen automáticamente día tras día.

No te asustes, hay herramientas gratuitas que puedes utilizar. También hay de pago, claro está.

O podrías hacer los envíos día tras día manualmente desde tu propia cuenta de correo, con todo el trabajo y el riesgo de errores que eso supone. Imagínate si tienes muchos suscriptores…

Además, tengo entendido que las cuentas de correo tradicional bloquean este tipo de envíos masivos por considerarlos spam.

Ya ves, lo mejor es trabajar con una herramienta de email marketing.

Por lo demás, si trabajamos juntos te orientaré de la mejor manera al respecto.

 

¿Incluyes la implementación y configuración de la herramienta de email marketing?

No.

Primero que todo, es decisión tuya qué herramienta o plataforma utilizar.

Segundo, eso es labor del administrador o diseñador de tu sitio web.

No es algo que sea extremadamente complejo a nivel técnico, pero yo soy copywriter.

 

¿Cuánto tiempo puedo usar la secuencia que hagas para mi negocio?

Mira, una buena secuencia de emails puede durar indefinidamente.

Ahora, eventualmente más tarde que pronto puede bajar su efectividad, aunque suele ser algo cíclico.

De todos modos, si ves que los resultados se han resentido de manera permanente (algo que puede pasar muucho tiempo después), pero consideras que ha sido una buena inversión, quizá es hora de volver a invertir.

 

¿Das algún bonus irresistible?

No, trabajar conmigo debería ser suficiente.

Bien, en serio, no hay bonus ni regalos. El servicio es el que se describe.

 

¿Cómo saber si eres una buena opción? Quiero decir, ¿eres un buen copywriter?

Bueno, mi abuelita dice que soy el mejor copywriter, aunque no sabe muy bien qué es lo que hago…

Mira, según mi opinión, debes buscar en lo que hago y no en lo que te pueda decir.

Me explico:

Llevas tu auto al taller y descubres que el auto del mecánico suena como carcacha vieja. ¿Lo contratas?

Buscas un contratista para reformar tu casa o las instalaciones de tu negocio. Contactas con uno, vas a su oficina… que se está cayendo a pedazos, tiene humedad en techos y paredes, terminaciones eléctricas a la vista, etc. ¿Lo contratas?

Lo mismo con un copywriter.

Estoy ofreciendo un servicio de serie de correos. Si llegaste acá es porque estás suscrito a mi lista. Y si estás suscrito, has recibido al menos uno de mis correos (y seguirás recibiendo más).

Entonces, ya conoces cómo trabajo.

Lee esos correos, siente qué es lo que te generan. ¿Quieres que tus clientes sientan algo similar por tu negocio?

¿Te inspiran a trabajar conmigo?

Además, tanto en mis correos como en mi página web hay mucho por leer. Esta misma carta de ventas es un ejemplo.

Bien, lee y analiza. Tal vez te sientes alineado con mi manera de escribir y te gustaría hacer lo mismo con tu negocio.

Tal vez no.

En todo caso, es necesario que conozcas el trabajo de otros profesionales.

Como en todo, puede haber algunos que te gusten más o menos. Creo que esto no va de ser un “mejor” o “peor” copywriter, sino de qué es lo que sientes tú con su trabajo y si es lo que buscas para tu negocio.

Ahora, si buscas un copywriter para que redacte una serie de correos para tu negocio, y él mismo no escribe correos… bueno, tú verás.

 

¿Es una buena inversión?

Si quieres implementar una estrategia, según mi opinión, altamente rentable a la vez que simple y que te permita posicionar tu negocio en la mente de tus potenciales clientes, ayudándote a que se conviertan en clientes, a mí me parece que sí es una buena inversión.

Pero bueno, espero que en función de todo lo que he intentado explicarte en esta página, hayas podido formarte tu propia opinión.

Porque finalmente, quien decide si es o no una buena inversión, eres tú.

Servicio Email Marketing

1.600€*

* IVA e impuestos incluidos

Pago seguro con transferencia bancaria