Copy crossfit

Hace algunos años, cuando acá el crossfit todavía era poco conocido, un compañero de trabajo me comentó, eufórico, que se iba a inscribir a una clase.

“Me voy a meter a croshfit”.

No me emocioné demasiado, yo ya sabía de qué iba y no era algo que me interesara particularmente. Además, yo lo sabía pronunciar bien.

“Es lo que entrenan los policías de Nueva York”.

Levanté las cejas.

“Y los bomberos”.

Bien, ante eso, no tengo mucho que decir: “tío crossfit, cállese y tome mi dinero”.

 

Mira, yo no sé dónde escucho o leyó eso mi compañero.

“Es lo que entrenan los policías de Nueva York”.

Pero el autor hizo un muy buen trabajo.

“Y los bomberos”.

Un muy buen trabajo de copywriting.

 

Los crossfiteros son como los testigos de Jehová del deporte. Creen tener el deber divino de convertir a todos a su creencia.

Vamos, si tuvieran libritos, intentarían que te los lleves a casa. A los libritos, no a los crossfiteros.

¿Y eso es porque el crossfit es el mejor deporte del mundo mundial?

No.

¿Porque tiene los mejores resultados de todos los deportes?

Noo.

¿Porque sus gimnasios se llaman box y no gimnasio?

Nooo.

¿Porque hacen las mejores dominadas vistas en la historia?

Jajaja.

Perdón, era noooo.

 

Pero es lo que entrenan los policías de Nueva York.

Ahh, y los bomberos.

No se diga más.

 

Bien, la lección de copywriting está ahí. Se cuenta a sí misma.

 

Si no eres crossfitero, quizá esto te interese. Si lo eres, también.

 

Pd. Para meterte en la cabeza de tus clientes como cuerpo de policía o bombero de NY y luego evangelicen a quien se cruce, arriba, en el enlace.